Obra Artística

La obra de Arantzazu Saez de Lafuente (Bilbao, 1966) se ha desarrollado siempre en una continua experimentación plástica, en la que el tratamiento de la naturaleza es una de las constantes más significativas. Su recorrido artístico se ha desarrollado en el ámbito desde el expresionismo abstracto al informalismo poético.

Saez de Lafuente trabaja sus propios caminos plásticos como metáforas de su realidad emocional, transmitiendo sus sentimientos entre texturas, pigmentos y materia.

El resultado es una obra que se caracteriza por el valor dado a los materiales, algunos recogidos directamente en playas (troncos de madera desgastados por la erosión del mar y el sol, conchas, arena, trozos de cuerda de yute), otros recogidos en los bosques (maderas, piedras, hojas, tierra, serrín), también utiliza papel reciclado de restos de otras obras, polvo de mármol, por la variedad de recursos plásticos (cosidos, rendijas, rozaduras, collage) y especialmente, por la importancia que le otorga a las texturas, esculpiéndolos directamente con las manos.

En un constante proceso de evolución, desarrolla proyectos en formato de “colección” (como consecuencia de su trabajo como diseñadora) desarrollando un tema concreto que es el que da nombre a la misma.